Santa Teresa, Ron Venezolano

Santa Teresa, Ron Venezolano

Quien pasa por un sembradío de caña de azúcar por lo general no se imagina para todo lo que se le utiliza, y de hecho es difícil hasta imaginar que de allí provenga el azúcar con que endulzamos nuestros postres. Pues resulta que más allá de ello, incluso después de obtener el preciado azúcar refinado, el principal subproducto o residuo de este proceso, conocido como melaza, es la materia prima en la obtención de una ancestral bebida: El Ron.

Quizás su auge actual es producto de su versatilidad, pues las señoritas la disfrazan en sus cocteles de frutas y ponches, los entendidos lo combinan con un buen tabaco, los jóvenes poco conocedores lo subliman en el “Cubalibre” y en general es base de múltiples cocteles, siendo para todos ellos generoso tanto en placer como en efectos.

Esta famosa y versátil bebida surge de la fermentación de la melaza, resíduo de la producción de azucar de caña espeso y oscuro, con agua y levadura. Se destila y se añeja en barricas, obviamente mediante un proceso además de ancestral, complejo y actualmente bien estandarizado. De hecho, al hablar de ron, hay indiscutiblemente que mencionar al Ron Venezolano de la Hacienda Santa Teresa, bebida con denominación de origen que certifica que cumple con altos estándares de calidad y exigencias que hacen que esté entre las más apreciadas del mundo, especialmente en Europa, pues el añejamiento en otros países puede ser hasta de seis meses, pero el Ron de Venezuela contempla un mínimo de dos años de añejamiento en roble.

Actualmente, es distribuido en más de 25 países, y compite con bebidas como el Brandy y el preciado Whisky. Personalidades como  Mikhail Gorbachev, Rubén y Roberto Blades, y Oscar Arias, ex presidente de Costa Rica y también Nobel de la Paz, son propietarios en Venezuela de barricas en las bodegas de solera de la  Hacienda Santa Teresa, donde por 11.000 dólares (7.755 euros) cada uno puede disfrutar de 300 botellas de este preciado licor catalogado como el Mejor Ron del mundo.

De esta Casa Santa Teresa, recomiendan un cóctel llamado “Ron de Reyes”, pues surgió en la celebración de un día de reyes con su Ron Añejo 1796:

  • Se coloca la botella en el congelador junto con copas de Martini y se deja enfriar.
  • Ya frías, se corona el borde de las copas con jugo de limón, azúcar moscabado (O en su defecto azúcar blanco) y finalmente con café molido.
  • Se sirve el ron helado. Las bebidas alcohólicas como esta, de 40°, no se congelan sino que se enfrían, su impacto etanólico baja y florecen todos sus sabores.

Esto, combinado con el limón, el café y el azúcar producirá  un estallido de sabor al paladar, simplemente digno de reyes. ¡Salud!

Más información: Ron Santa Teresa

 


Canal Bebidas y copas

Deja tu opinión